¿CRIMEN POLÍTICO? *.- ¡LIBRE! *.- ¡POLICÍAS ASESINOS!

¿CRIMEN POLÍTICO?

TANCANHUITZ DE SANTOS. SAN LUIS POTOSÍ. MÉXICO.- Luis Alberto Martell Guerrero, asesor del diputado panista Manuel Aguilar Acuña, fue asesinado de 4 balazos.

Los responsables del homicidio fueron 2 pistoleros que no han sido identificados. Martel Guerrero estaba en el interior de una camioneta blanca marca Chévrolet.

Testigos informaron que el crimen sucedió alrededor de las 17:40 horas.

Fue identificado el ahora occiso como Luis Alberto Martell y/o Luis Alberto Guerrero Martell.

Se ha logrado establecer, por versión de testigos que el ahora occiso se encontraba al volante de una camioneta blanca, Chévrolet, aparentemente en espera de alguien, cuando dos pistoleros se acercaron y de pronto se escucharon 4 disparos.

Cuando se escucharon las detonaciones, los testigos corrieron en diferentes direcciones en busca de refugio, para evitar ser alcanzado por alguna bala perdida. Los criminales después del atentado huyeron.

Se pidió la presencia de paramédicos de una institución de rescate, los que a su arribo se limitaron a confirmar el deceso de la víctima, por lo que se dio parte a las autoridades ministeriales para que tomaran conocimiento.

Acudieron al lugar elementos de la Policía Ministerial del Estado, Seguridad Pública Estatal y demás cuerpos policiacos, quienes acordonaron el área hasta la llegada del agente del Ministerio Público.

El representante social procedió a dar fe del cadáver, estableciendo que a simple vista se apreciaban cuatro orificios producidos por proyectil de arma de fuego en la región pectoral, ordenando le fuera practicada la necropsia para los trámites correspondientes.

El diputado Aguilar Acuña se ha visto envuelto en varios incidentes, el más reciente en mayo pasado cuando policías estatales habrían localizado en su vehículo armas y 500 cartuchos de grueso calibre, además, meses antes, al parecer militares, habían revisado una bodega de su propiedad.

¡LIBRE!

SAN LUIS POTOSÍ. MÉXICO.- Hilda Deyanira López de la Cruz, joven indígena sentenciada por un juez por el delito de aborto, fue absuelta por el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, donde se encontraba en revisión un recurso de apelación interpuesto por la defensa de la joven de origen indígena.

La Coordinación de Comunicación Social del Poder Judicial del Estado informó que el pasado viernes, los magistrados de la Quinta Sala del Supremo Tribunal de Justicia resolvieron a favor de Hilda, quien tenía 18 años de edad cuando ocurrió el aborto.

El 9 de julio de 2009, Hilda había salido de su casa a una presa para acarrear agua para las labores domésticas, lo cual hizo en varias ocasiones durante el día. Por la noche se sintió mal y al día siguiente amaneció con un sangrado vaginal.

Originaria del ejido La Palma del municipio de Tamuín en la región Huasteca, la joven fue llevada al Hospital Comunitario de esa localidad.

Los médicos que la atendieron le diagnosticaron que tenía embarazo de seis semanas y que había abortado. Le condicionaron la atención médica a que firmara un papel en el que se hacía responsable de haber abortado voluntariamente.

Indígena de origen, Hilda fue acusada ante el Ministerio Público por parte del hospital que la había atendido.

En julio de 2012, fue detenida y consignada a un juez, mismo que la encontró culpable y en abril de 2013 le dio sentencia condenatoria, misma que la joven seguía en libertad.

El caso fue atendido por organizaciones civiles no gubernamentales y, asesorada, la mujer apeló a la sentencia ante el Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

El pasado viernes por la tarde la Quinta Sala que preside el magistrado Carlos Alejandro Robledo Zapata, resolvió la absolución de Hilda.

Desde 2009, bajo el gobierno del panista Marcelo de los Santos Fraga, la mayoría de diputados del PAN, aprobó reformas constitucionales en favor de los derechos de los no nacidos desde su concepción.

¡POLICÍAS ASESINOS!

SAN LUIS POTOSÍ. MÉXICO.- El policía “B” número 537, Raymundo Salas Hernández, y el policía “C”  número 1553, Federico Sánchez Martínez, le metieron 6 balazos al mecánico de 26 años de edad, Leonel Salvador Ramos Villegas, quien agoniza, con mínimas posibilidades de sobrevivir, en la sala de terapia intensiva del Hospital Central.

La nueva víctima de la Policía Estatal tiene su domicilio en la colonia Hacienda de San Miguel y su madre, María del Carmen Villegas Domínguez, dijo que los hechos se suscitaron aproximadamente a las 4:30 horas del sábado, frente a los condominios que se ubican en Ricardo B. Anaya número 1726.

Leonel Salvador se encontraba en el departamento del último piso, cuando vio que varios policías golpeaban a su primo y a un amigo de éste por lo que bajó para frenar la golpiza.

La madre del agredido logró averiguar que entre los agentes que viajaban a bordo de la unidad 2247 se encontraban el policía “B” número 537, Raymundo Salas Hernández y el policía “C”  número 1553, Federico Sánchez Martínez.

Leonel les dijo que si los iban a detener que lo hicieran, pero que no los golpearan. Su tío, Efraín Ovalle, también vio el abuso por lo que bajó para defender a los agredidos, pero en respuesta fue lesionado y cuando Leonel Salvador intervino en su defensa, un policía le disparó.

El joven recibió los primeros disparos, pero llegó hasta donde estaba el policía quien le siguió disparando hasta tirarlo.

Los otros policías abrieron fuego, sin razón alguna contra el condominio, pero huyeron cuando el lesionado gritó a sus familiares “me estoy muriendo, háblenle a una ambulancia”.

Se llevaron con ellos a Efraín Ovalle, Joel Ovalle de 18 años y a su amigo Jassiel de la misma edad.

Familiares de Leonel lo levantaron y lo llevaron a la Clínica Mar Charbel, en donde lo estabilizaron para trasladarlo al Hospital Central.

Leonel Salvador presenta seis impactos de bala calibre 9 milímetros, dos en el costado izquierdo, dos en la clavícula del mismo lado y otros dos en el brazo.

Efraín Ovalle, Joel Ovalle y Jassiel, fueron liberados luego de pagar una fianza de aproximadamente 20 mil pesos.

En los condominios se aprecian cuando menos otros diez impactos de bala que realizaron los policías. La familia recogió cuatro casquillos percutidos calibre 9 milímetros así como cuatro ojivas.

Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: